Dos más

Cada tarde, cuando oigo una ambulancia subir, cada vez que vemos esa terrible imagen de tres en una moto, dos abrazando a uno y el del medio desvanecido, me pregunto a quién llevarán allí, cuál muchachito -arrojado y lleno de sueños libertarios- irá subiendo esa cuesta ruidosa e incierta. A qué alma nueva irán escoltando esas otras criaturas que corren o aletean sobre otras motos. Todos los días me pregunto si ya su mamá sabrá que lo hirieron, si llegarán a tiempo para verlo sonreir por última vez o para ¡ojalá siempre fuera así! sobarle la frente y curarle sus heridas.

Todas las tardes le dedico un pensamiento a esos niños y a sus familias. No sé rezar, no sé hablarle a la nada pero me imagino que es una manera de hacerlo, de pedirle al vacío que no sea grave, que su mamá pueda sobarle y sobarle y besarle la frente a su hijo -vivo- esa noche, que es lo que hacemos las mamás cuando no podemos con la angustia o con el agradecimiento.

No sé si uno de los tantos que han subido desde la plaza, desvanecido, ya sin vida, era El Catire. No lo conozco, tampoco conozco -en persona- a su tío Golcar que lo llora con el alma en trizas.
No sé qué pasó. Sólo sé que El Catire murió asesinado en Altamira.

Hoy sé que hay otras dos familias,
dos más,
la del Catire, el sobrino de Golcar -a quien no puedo abrazar- y la de Neomar el joven soñador de libertades,
desarticuladas,
rotas,
vaciadas.
Hoy supe el nombre de dos de esas criaturas que pasaron frente a mi casa subiendo la última cuesta de sus vidas. Los pasajeros del medio hoy tuvieron con certeza nombre y cara.

Quiero creer que a Jesús y a Neomar les dediqué un pensamiento y traté de acompañarlos esos cinco segundos que dura la visión de la moto subiendo con tres pasajeros, dos abrazando a uno.
No lo sé.
Sé que ahora los estoy llorando porque de uno supe a quién le pertenecía y el otro porque, como el país entero, lo vi morir asesinado por unos sub humanos.

Otra vez se hizo el silencio.

Autor: Ana Black

Compartir

Enviar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *