Con mi indigencia no te metas

Esto lo escribo para mis amigos extranjeros, bueno y para unos cuantos compatriotas que todavía no entienden de qué va el Socialismo del Siglo XVIII, digo, XXI, aunque, para ser honesta me auto dedico este artículo porque tras 17 años yo, respecto a este tema de la Revolución Bonita, sigo en Babia.

En lo que va de este ya devaluado año de la revolución feíta y del régimen chavisto-madurista un grupo de ciudadanos venezolanos, partidarios del oficialismo e incitados por el mismísimo Sr. Maduro, han participado en dos marchas, una el 14 de abril desde la Plaza Morelos de Caracas hasta la Asamblea Nacional, la otra el 11 de mayo en la Av. Libertador para demostrar su desacuerdo con la Ley de otorgamiento de títulos de propiedad para beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Hago pausa para que el lector vuelva al párrafo anterior por si acaso no entendió.

(Fin de la pausa)

No entendió ¿verdad? Bueno, intentaré explicarle. Copiaré links con la ilusión de que arrojen alguna chispita de luz en este túnel oscuro y contradictorio en el que el régimen comunista del siglo tras antepasado nos ha metido.

Lo resumo así (de todas maneras no deje de ver los links): El régimen Maduro-populista le otorga casitas -más no título de propiedad- al pueblo soberano, el cual no tendrá nunca jamás en la vida derecho alguno sobre ellas entonces la Asamblea Nacional ¡Ta-tariiii! redacta una ley llamada Ley de otorgamiento de títulos de propiedad etc. que corrige ese detallito (ver link), en reacción, la autocracia insólito-madurista, movida por vayusté a saber cuál nuevo resentimiento, incita al Soberano (al que le dio las casitas) para que proteste contra la aprobación de esa ley que de aprobarse les otorgaría la propiedad de las viviendas. Jodido ¿no?

Jacqueline Farías, siendo ministra PoPop* de ya no sé qué porque los enroques son tan seguidos que se pierde la pista, dijo un día -toda sonrisa todo candor y en una especie de versión libre de aquella frase del Insepulto Comandante: «Ser rico es malo»- que hacer colas para comprar comida es muy sabroso. Me imagino que la doña le compra a los bachaqueros y no tiene idea de lo que es tener que hacer fila durante horas ¡horas! para comprar leche o pañales o arroz o harina de maíz o papel tualé o aceite o pan o toallas sanitarias o medicinas o carne o pollo o… ¡bueh!… en fin… para los hijos.

Mientras, Delcy Rodríguez, canciller PoPop de Venezuela aseguró ante la OEA y para que todo el mundo la oyera, incluidos los venezolanos que dejan el cuero para conseguir alimentos en esas colas chéveres de Jacqueline que: “Venezuela podría alimentar a 3 naciones enteras”.

Y en el colmo de la degradación el régimen del Sr. Maduro decide hacerle creer a los venezolanos (los pocos que todavía viven en VTVlandia) y al mundo que va a liquidar el drama de las colas repartiendo bolsas con comida a domicilio. El último invento –y segura estoy de que es el último porque ya no les queda tiempo para más- del Maduro-desesperadismo es una aberración socio-económica-mediática-financiera que lleva por nombre, nada más y nada menos que la onomatopeya de aplauso: Clap. La solución del Maduro-desquiciadismo al drama de la falta de producción de alimentos y los problemas de su distribución generados por la política Chavo-destruccionista es, nada más y nada menos que (la promesa de) repartir los alimentos puerta a puerta… casa por casa… en todo el país.

(Hago pausa para ejercicio de comprensión lectora y copio link más abajito).

(Fin de la pausa).

Y así va este ¡Dios, que difícil encontrar un buen sinónimo para régimen! dando lo que mi abuelita llamaba «patadas de ahogado» sólo que en este caso las reparte y pisotea, maltrata, doblega, arrincona al pueblo venezolano todo, desde el más menesteroso hasta el menos pobre  imponiendo –junto a la destrucción de todo lo bueno y productivo que alguna vez tuvimos- la mendicidad, la humillación y el desprecio como línea principal de gobierno.

 

#YoRevoco

________________________

*PoPop Apócope de Ministro del Poder Popular para lo que sea, usted pida por esa boquita y en la Venezuela de aquel Chávez que iba a eliminar ministerios existe ese que se le acaba de ocurrir.

_________________________________

http://www.asambleanacional.gob.ve/uploads/documentos/doc_8284e8485b7636e42c595132921aaaed7dea084d.pdf

http://albaciudad.org/2016/05/ley-de-titulos-de-vivienda-fue-declarada-inconstitucional-por-el-tsj/

http://rnv.gob.ve/sabes-que-son-los-clap/

Autor: Ana Black

Compartir

3 Comentarios

  1. Sher gut. Tres bon. Its is good. E buono. Nagyon szep. Ta bueno. Cutiche cutiver cutire.

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Con mi indigencia no te metas. Por Ana Black. - […] http://anablack.com.ve/2016/06/08/con-mi-indigencia-no-te-metas/ […]

Enviar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *