Manual para quien circula por Caracas

Si usted anda a pie:

Póngase su ropita más fea y menos llamativa; la de hacer la limpieza es perfecta. Así evita llamar la atención de malandros y alguno que otro policía que anden en busca de cosas bonitas por la vía fácil, es decir el robo, arrebatón o secuestro, y si llega a ser víctima de uno de éstos últimos, o llega a presenciar alguno, ni por asomo llame a las autoridades competentes. Permita que víctima y victimarios se entiendan y el asunto llegue a feliz término.

Si es mujer, lleve la cartera terciada como Robin Hood. Si es hombre llévela donde más le incomode. Es preferible pasar un poco de trabajo para sacarla que querer hacerlo y darse cuenta que no está.

Pierda la vergüenza y acostúmbrese a preguntar la hora, o sea no lleve reloj. Tampoco use cadenas con medallitas de santos protectores; encomiéndese a ellos en cada esquina. No use zarcillos, ni yuntas, ni pulseras, tampoco sortijas o collares.

Invierta en un juego de casco, rodilleras, coderas y antifracturantes para transitar por las aceras que el gobernador o alcalde de turno está arreglando, asegurándose así de que no se le van a pulverizar los huesos. No olvide un palo o cabilla para defenderse de los arrebatones.

También se recomienda el uso de una mascarilla para evitar la inhalación de gases tóxicos que emanan de la ciudad en general, ya sea por acumulación de basura o de gente que hace semanas que no se da un baño decente.

Si viaja en metro, quédese siempre aproximadamente un metro detrás de la raya amarilla. He sabido de más de un suicida involuntario. Si viaja en camionetica es porque usted es suicida.

Si tiene hijos bonitos invierta en un equipo de maquillaje especial para simular que ya les sacaron los ojos, o que no vale la pena robárselos porque nadie daría un centavo por cosa tan fea.

Nunca pida cola porque no se le van a dar.

Si tiene carro:

Si se lo chocan y puede mandarlo a componer, ni lo intente. Mientras más feo, menos tentador.

Si no ha tenido la suerte de haber sido chocado y conserva su vehículo intacto, circule siempre con las ventanas cerradas. Aunque no tenga aire acondicionado y a su casa no haya llegado el agua en quince días, es preferible morir asfixiado por los propios malos olores que por los de un malanadro adrenalinosamente nervioso.

Nunca jamás desvíe la mirada hacia los lados. La vista siempre al frente. No importa que parezca autista. Quién sabe si al voltear esté el caco esperándolo con el pistolón listo para llevárselo.

Las sugerencias arriba hechas acerca de adornos corporales son válidas también en este caso.

Arránquele al carro todo lo que pueda servir para reproducir música y deje los cables colgando. Eso despista. Cante usted.

Póngale candado a todo: maleta, capot, caucho de repuesto, cauchos, batería, carburador, antena, limpia parabrisas, etc.

Asegure el automóvil con alarmas, tranca palanca, tranca corriente, tranca gasolina y bastón. Tenga siempre a mano algo con qué defenderse de quien pretenda agarrarlo desprevenido mientras quita o pone todos esos artilugios.

 

 

Autor: Ana Black

Compartir

2 Comentarios

  1. Hula Anna, trabajamos en agencia de publucidad en El Lid. Trabajé Co Judith Corals, the sign en tweet, no tango mi hombre all para evitar Los Del gobierno.
    Muy honesto y claro tú manual.
    Quisé contactarte or privado y no hay sea ooción.
    Aprovecho para hacerte una pregunta: mi Sabrina de 9 años, dibuja been y quiero ayudarla con see don natural, no so Que programs comprarle para seguir motivandola.si puedes sugerirme the lo agradezco.
    Gracias

    Post a Reply
    • Lo mejor es ponerla en clases de dibujo en una buena academia y con buenos profesores que le enseñen el arte y la técnica. Un programa de computación es sólo una herramienta, si no sabe dibujar no le servirá de gran cosa.

      Suerte.

      Post a Reply

Enviar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *